Fertilizantes y gas a partir de desechos orgánicos; soluciones sustentables que entrega Desafío Levantemos Chile en La Araucanía

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de familias de La Araucanía, Desafío Levantemos Chile entregó distintas soluciones sustentables y orgánicas: la construcción de un inodoro compostable para obtener fertilizantes, la instalación de un biodigestor para crear gas y la implementación de conexiones para tener acceso directo al agua potable.

Abril 2019 –  “Es como si fuera magia, nunca habíamos visto algo así. Estamos muy agradecidos, de verdad”, comentó Isaías Huenul entre lágrimas de emoción, uno de los beneficiario del biodigestor, proyecto que forma parte de las tres iniciativas sustentables que Desafío Levantemos Chile entregó a comunidades que viven aisladas y sin acceso a las necesidades básicas como el agua y el gas.

Actualmente el 18,2% de la región de La Araucanía tiene acceso deficitario a servicios básicos, según la encuesta CASEN 2017. Frente a esta situación, la fundación decidió poner en marcha tres acciones sustentables que ayudarían a mejorar la calidad de vida de estas personas. Una de ellas es la instalación de un biodigestor, una máquina tipo carpa que transforma desechos orgánicos en gas partir de la mezcla entre 100 kg de estiércol animal y 1.200 litros de agua. Una solución rápida, económica y efectiva para pueblos que se encuentran a kilómetros de distancia donde sólo hay naturaleza y un par de animales.

La segunda iniciativa fue la construcción e implementación de un inodoro compostable que transforma desechos humanos en compost para luego ser utilizado como fertilizante para sus cultivos. “Desde Desafío buscamos ser parte de las soluciones concretas aprovechando los propios recursos que nos proporciona la naturaleza. Es por es que estos tres proyectos van enfocados principalmente a familias que no han recibido apoyo y que tampoco han tenido oportunidades para resolver esos problemas del día a día”, explicó Nicolás Birrell, director ejecutivo de Desafío Levantemos Chile.

La tercera y última solución fue entregar agua potable a ocho familias mapuches, implementando accesos directos a través de llaves que conectan con bombas o con el pozo de Nueva Milla Rayén, colegio local ubicado cerca de las viviendas de la comunidad de Antonio Peñeipil, a 11 Kilómetros de Galvarino.

http://desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/04/DSC07148-1024x576.jpg

http://desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/04/DSC07221-1024x576.jpg

http://desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/04/DSC06524-1024x576.jpg

http://desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/04/DSC07147-1024x576.jpg

http://desafiolevantemoschile.cl/wp-content/uploads/2019/04/DSC07200-1024x576.jpg

X